Translate

23 febrero, 2010

MONACHIL CANTÁBRICO


Muestro aquí dos imágenes del rio Monachil, con una diferencia de dos meses entre una y otra, del lluvioso invierno del 2010. Normalmente, este río a su paso por el Zaidín es un secanal árido en verano y un hilillo de agua en invierno, pero en este año de lluvias el agua ocupa todo su cauce y se asemeja a los ríos del norte peninsular, de escaso recorrido pero mucho caudal. A pesar de las incomodidades o destrozos que a veces provoca la lluvia (muchos de ellos ocasionados por la especulación y la construcción desmadrada), no podemos olvidar que pese a los feos encauzamientos que se han hecho a los ríos en Granada, éstos traen vida, riqueza y estética a nuestros paisajes. No en balde, conviene recordar que por la zona donde están sacadas estas dos fotos se abrieron no hace mucho algunos pozos que han abastecido de agua del subsuelo de la Vega a la población. Pozos ahora recuerdo de una sequía de la que, paradójicamente el señor alcalde nos sigue cobrando una tasa en nuestros recibos de Emasagra.