Translate

02 abril, 2010

RESTOS NAZARIES EN EL CERRO DEL SOL


A pocos metros de la Alhambra y del Generalife, entre los caminos que conducen al Cerro del Sol y al Llano de la Perdiz, se encuentran algunos restos tanto de lo que fueron palacios árabes como de aljibes y conducciones necesarias para el abastecimiento de agua de toda la zona. Aunque en los últimos años se han realizado algunos trabajos de conservación y resguardo de los restos, quizás sería interesante para la ciudad la creación de un parque arqueológico en la zona que añadiera a los paseos de los granadinos por la zona, el conocimiento de unos restos que forman parte de nuestra historia; eso sin hablar de las extraordinarias vistas que se pueden encontrar en la zona.

SILLA DEL MORO O CASTILLO DE SANTA ELENA
Formaba parte, como torre vigía, de la muralla que protegía al Palacio de Dar Al-Arusa. A principios del año 2000 se quitó la torre que se había construido en 1965, quedando en el estado en que se encuentra actualmente.

Situación a principios de los años 90 del siglo XX, con la torre caída aún en pie y las vistas que se pueden observar desde la zona.


Situación actual, con el deficiente vallado que protege los restos.


PALACIO DE DAR AL-ARUSA.
Este era uno de los palacios que se encontraban por la zona del Cerro del Sol, que por aquel entonces tenía un aspecto totalmente distinto al de ahora, pues según se cuenta, además de algunos palacios como este, había en el lugar algunos de los mejores jardines y huertos de Granada. El Palacio de Dar Al-Arusa fue excavado durante la Segunda República y conforma su plano en torno a un patio con alberca central.

Las ruinas del Palacio de Dar Al-Arusa, antes de ser valladas. Aunque la luz es algo deficiente (entonces no había cámaras digitales), se muestra la disposición de los muros en el palacio.


Vista actual y general de la zona donde se encuentran los restos de Dar Al-Arusa, desde fuera del vallado que se ha levantado para intentar protegerlos.


LA ALBERCA ROTA
Algo más arriba, en la zona más alta del Cerro del Sol, cercana al valle del río Darro, se encuentra la llamada Alberca Rota, en el paraje conocido como Las Norias. Esta alberca forma parte del entramado hidráulico que mediante pozos y norias subía el agua de la Acequia Real del Generalife para abastecer al Palacio de Dar Al-Arusa.

Estado de los restos de la Alberca Rota en los años 90, sin protección y llena de maleza.


Estado actual de la alberca, ya limpia y vallada.


EL ALJIBE DE LA LLUVIA
Este es quizás uno de los restos más conocidos por los granadinos que suben al Llano de la Perdiz por su cercanía a los caminos de acceso y por encontrarse junto a él una zona recreativa. Situado a 930 metros de altitud, su sistema de llenado es el del tipo de compluvium romano, recogiéndose el agua de lluvia por el techo.



EL ALBERCÓN DEL NEGRO
Esta alberca tenía la función de abastecer de agua al Palacio de los Alixares, del que ya se habló en la entrada del 13/03/2010 sobre el Cementerio de Granada. El agua bajaba desde esta alberca hacia la vaguada de la Dehesa del Generalife, cruzando el cementerio, hasta subir por la fuerza de la presión hacia los Alixares, que se encuentran en la parte más alta del camposanto. El estado de conservación es perentorio y, como ocurre con los demás restos mostrados, reitero que deberían ser puestos en uso y valor en un parque arqueológico que los dé a conocer a los ciudadanos granadinos y visitantes.

El Albercón del Negro en la actualidad, tras una época de lluvias.


Interior y entrada del pasadizo abovedado del Albercón del Negro, único resto que se conserva del antiguo pasadizo que llevaba el agua al Palacio de los Alixares.

2 comentarios:

José dijo...

Dar al-Arusa es, para Gallego Burín, la Casa de la Novia.

pablo riverorodriguez dijo...

Y mientras el patronato de la Alhambra, pretendiendo !"DAR EL PELOTAZO CON EL ATRIO, mientras de nos pierde una gran parte de nuestro patrimonio, del cual este patronato, deberia de responder por su desidia.